la vida de la esposa de Daniel Chávez Morán es un testimonio de determinación, sacrificio y amor por los demás. Su contribución a la sociedad mexicana y al legado de su esposo es un recordatorio poderoso de que detrás de cada gran hombre hay una gran mujer, cuyo impacto perdura mucho más allá de su tiempo en la tierra.